Pasado y secretos de Canicosa: Ruta 3 Comentarios


Aviso: esta ruta, sus textos e imágenes han sido creados expresamente por esta web, si se quiere utilizar su información gratuitamente contactar con casasierradelademanda@gmail.com

La Ruta


En el centro del pueblo, su plaza, comenzará nuestra ruta, que nos llevará por el pasado de sus edificios con más solera, sus antiguos campos de pastos, para tocar un poco sus bosques, abrazar sus árboles y conocer sus medios de sustento actuales de primera mano.
Este suave paseo recorrerá las calles de Canicosa, visitaremos el entorno de su iglesia de san Esteban, sus ermitas, sus casa carreteras, y conoceremos su razón e importancia, para pasear por el paraje de la Virgen y terminar por los aserraderos de madera modernos.

Descarga:

   
Powered by Wikiloc
Localidad: Canicosa de la Sierra    Duración: 1:30 - 2:30 horas.   Enlace a wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14076445

Paradas


Salida: Plaza  (Longitud: -3.042058 Latitud: 41.9358334)

Aquí en el centro del pueblo comenzará nuestra ruta, que nos llevará por el pasado de sus edificios con más solera, sus antiguos campos de pastos, para tocar un poco sus bosques, abrazar sus árboles y conocer sus medios de sustento actuales de primera mano.
Comenzaremos aquí un paseo por las calles de Canicosa, visitaremos el entorno de su iglesia de san Esteban, sus ermitas, sus casas carreteras, y conoceremos su razón e importancia, para pasear por el paraje de la Virgen y terminar en la Ermita de San Roque.

Ermita de la Veracruz (Longitud: -3.0422297 Latitud: 41.9356099)

Antigua propiedad de una cofradía (agrupación de personas con una devoción común) del mismo nombre, ya que hay que recordar que en este pueblo se han contado hasta 6 cofradías (y ocho o nueve ermitas): Cofradía de la Veracruz, de Nuestra Señora del Rosario, de San Sebastián y San Fabián,  de San Bartolomé,  de Nuestra Señora del Carrascal... Hoy perviven dos: la cofradía de San Sebastián y la de San Bartolomé rebautizada al Dulce Nombre de Jesús hacia 1930.
Construida a lo largo del siglo XVII. (dos fases la primera indicada en el dintel).
Destaca su cubierta en artesa a pesar de sus remodelaciones posteriores.
 

Iglesia por delante (Longitud: -3.0426266 Latitud: 41.9349993)

Este es el principal templo de Canicosa, y nos encontramos ante su puerta norte, la obra de renovación más moderna, fechada en 1739, y en cuyo dintel se cita el capítulo 28 del génesis, encabezado por una corona de marqués por su benefactor el marquesado de San Leonardo, bajo cuya jurisdicción nos encontrábamos. También la figura de San Esteban y dos columnas toscanas.
Pila bautismal es románica, dónde fue bautizado cada canicoso desde hace siglos.
 

Iglesia por detrás (Longitud: -3.0425998 Latitud: 41.9347359)

Aquí, dónde se encontraba el cementerio de Canicosa (los mayores recuerdan haber ayudado a levantarlo cuando eran jóvenes), como atestiguan algunas losas que aún vemos en su muro, podemos observar perfectamente las diferentes fases constructivas en la pared.
Por un lado la románica (SXII-XIII), de la que es heredera esta puerta sur, y que estuviera protegida por un pórtico al uso, queda enmarcada por los canecillos en perfil de quilla, entre los que se ha colado un león de frente cuya boca queda sujeta por manos humanas. Sobre esta cubierta románica vemos otra posterior, antes de llegar a la actual, por lo que contamos 3 momentos constructivos.
La torre, por su parte muestra dos alturas diferentes por los huecos de sus campanas, la última sobrepasa el tejado para que este no reduzca el sonido del campanario.
Hay que destacar la estela sobre el pórtico, del que se ha dicho que pudiera ser una estela funeraria celta de un bardo o un guerrero, o un bajo relieve de un hombre con pico. Cada cual que piense la opción que más le guste.
 

Barrio de la Virgen casa de Ignacio cuesta, Carpintero (Longitud: -3.0457593 Latitud: 41.9338836)


Entre 150-200 años pudo haberla construido él, o quizás su padre o abuelo ya ostentaban ese mismo nombre, es algo que aún no he conseguido desentrañar, una IC en una ventana y una flor de lis en otra.

Casas carreteras  (Longitud: -3.0467801 Latitud: 41.9334997)


El origen de estas casas está en La Cabaña Real de Carreteros de Burgos-Soria.
Institución creada por los Reyes Católicos en 1497 estaba formada por Canicosa, Palacios, Vilviestre, Quintanar, Regumiel, Rabanera, Hontoria, etc.
A mediados del siglo XVIII la carretería era una actividad económica en la que se ocupaba buena parte de la población de Canicosa, por lo que grandes viajes partían en grupos de veinticinco a treinta carretas que formaban una cuadrilla. Cada carretería llevaba entre 75 y 90 bueyes o vacas.
Se salía del pueblo, donde invernaban cuatro meses (dedicado a reparar las carretas, a hacer útiles para ellas, y a ayudar a las mujeres en la labranza), a finales de marzo o primeros de abril y regresaban al pastizal a fines de noviembre. Hacían alrededor de 5 a 7 viajes por año, con un recorrido diario medio entre 30-40 kilómetros en las distancias cortas, pero también recorrían grandes distancias llamadas de puerto a puerto, de más de un mes de camino.
Los carreteros eran los camioneros de antaño, y de ahí que a día de hoy se mantenga tanta tradición de este oficio en la zona, con sus bueyes y carretas recorrían la península transportando madera, trigo, artillería, etc.
Luego a la vuelta os contamos un poco más de estas casas y de las chimeneas serranas.
 

Paraje del Carrascal (Longitud: -3.055217 Latitud: 41.930251)


Existen más datos que del resto de ermitas pues estaba registrada como propiedad del Monasterio de la Virgen de Valvanera. Su cofradía, Cofradía de la Virgen del Carrascal, acabó haciéndose extensiva a todos los pobladores de la Villa. Su celebración festiva se convirtió en un acto popular donde se posesiona a la patrona y se reparte el “solaz” (pan, queso y vino para los asistentes). Hasta los vecinos de Casarejos, emparentados con Canicosa por tratados remotos, la visitaban asiduamente.
Contar leyenda del carrascal, la vaca y la virgen, es muy conocida por sus habitantes, puedes preguntar a cualquier vecino y estará encantado de relatartelo.
En el entorno a la ermita,se pueden ver las antiguas marcas canteras, algunas de estas piedras se dice que proceden de la más antigua iglesia de la zona, la ermita de Santa Lucía, situado más arriba en el monte, cerca de un antiguo asentamiento celta.
Su origen posible anterior al siglo XII, En el 1.114 la ermita del Carrascal queda bajo la tutela del Monasterio de Valvanera por donación de Alfonso VII (Rey de León y Castilla). Si buscáis sobre la parte baja de su cabecera, en la parte norte, piedra 5ª de la pared cerca del contrafuerte, podréis ver una piedra con inscripción "AVE 652 <MARIA", que cada uno saque sus conclusiones. Se conocen reformas en los siglos XV-XVI y en SXVIII.


Primera casa carretera según bajamos (Longitud: -3.0485049 Latitud: 41.9331198)


Los cinco tipos en que se clasifican son:
  • 1º.- La casa primitiva,
  • 2º.- La casa de corrala,
  • 3º.- La casa de portalón,
  • 4º.- La casa solariega,
  • 5º.- La casona carretera
La casa solariega. Los ejemplos que se conservan aún, son tres del siglo XVIII, concentrados todos ellos en Canicosa de la Sierra y con una clara influencia vizcaína. De hecho, se conoce una cuadrilla de albañiles vizcaínos que operó en la zona.
  En este caso, todas tienen una planta y entrecubierta, utilizándose ésta no sólo como pajar, sino que además destinan una zona para vivienda. La cubierta es a dos aguas, las fachadas principales simétricas, de sillería y con mucha ornamentación en los sillares labrados que forman el recercado de los huecos. El porche sólo ocupa la planta baja, con dos estancias vivideras en sus laterales y un gran arco carpanel, para acceder a él. Una vez atravesado este arco, para acceder al zaguán y resto de la vivienda, se atraviesa un arco de medio punto. Estas casas tienen identidad propia en la comarca, ya que por las características que las diferencian, en su aspecto exterior, de las casas típicas de la zona, por su singular belleza y por el sosiego que transmite el paisaje que las rodea, son para el visitante de la comarca, un alto obligado en el camino.
Dos ventanas balconadas superiores tienen remarco peculiar.
 

Casa con inscripciones (Longitud: -3.0456496 Latitud: 41.934784)


Posiblemente el dintel haya sido recolocado de una construcción anterior, y reza "Hizo esta obra Santiago Marcos y Josephfa de Pedro. Año 1762 A."
 

Ermita de San Bartolome (Longitud: -3.0433438 Latitud: 41.9381388)


Mantiene su estructura exterior y constructiva, en líneas generales. Por determinadas cuestiones pasó a manos privadas, convirtiendo su interior en una vivienda de uso funcional.
Recordemos que al inicio dijimos que la Cofradía de S. Bartolomé tomó el nombre de El Dulce Nombre de Jesús.
 

Ermita de San Roque (Longitud: -3.0385116 Latitud: 41.9381423)


En este paraje sin igual, donde de noche se puede apreciar un cielo estrellado, reside esta ermita tan curiosa, que cuenta con un retablo, cuya inscripción de realización debe de tener un error, pues dice que fue realizado en el 16.602. Si tienes oportunidad de verlo, no dudes en sacar tus propias conclusiones.


Breves apuntes de Historia


  Algunos de los datos que se comentan son parte del acervo popular, queda por demostrar en algunos casos, cada cual que elija la versión que más le guste:
En el Jurásico la zona fue un gran mar interior, como reflejan los fósiles que se encuentran en el Monte Carmona, aledaño al barrio de La Virgen, y aunque por falta de excavaciones no se conocen fósiles de dinosaurios, sí que dejaron sus huellas por este territorio, aunque con una geografía muy distinta a la actual: islas de clima tropical.
Parece ya más clara la existencia de pobladores Pelendones hacia el año 700 A.C., como reflejaría los restos de la Ermita de Santa Lucía y de las cuales, los estudiosos de lo Celtíbero, dicen que se construían sobre lugares rituales en honor a Lug, dios de la luz y el Sol.
Además, cerca de la anterior, el Castro de Canicosa se adivina, con su defensa natural inaccesible hacia el norte y noreste, y derruida por el tiempo -u otras razones-, en cúmulos de piedra menuda, donde se reconoce la muralla artificial que completaba el cerco. La visibilidad desde allí es impresionante. Si uno imagina el monte cubierto de robles más que de elevadísimos pinos, puede hacerse una idea de  la situación privilegiada del enclave, que contaba al sur con los pastizales.
Cerca de este lugar se adivina, igualmente, un campo de tumbas. Losas gruesas y planas, algunas removidas por los arados, que parecen señalar confusamente una necrópolis.
Aunque no se puede hablar claramente de la influencia Romana en Canicosa, la Visigoda es más palpable como lo atestiguan la Ermita de santa Lucia y sobre todo la del Carrascal, que como refleja la piedra 5ª de la pared norte, cerca del contrafuerte, data su primera construcción del 614 de nuestra era: AVE 652 <MARIA.
  El primer empuje musulmán en la península, dibujó una Y griega que dejó en medio y a salvo esta zona. Lo que no se conoce es si en las posteriores acometidas ocurrió lo mismo, olvidando por tanto si continuó la población autóctona hasta hoy, o la actual es producto de las repoblaciones. Lo que si está claro, es la falta de restos de la cultura árabe.
Alfonso III el Magno (Rey de Asturias), mantiene una franja de seguridad, en la que Canicosa es una de sus extremos, como también se refleja en el romance de los Siete Infantes de Lara.
Además hacia el año 1.000 y debido al acoso de Almanzor, pobladores del extremo Duero se asentaron en esta zona y que algunos identifican como la población mozárabe que realizó las necrópolis.
Otros datos de interés histórico son que hacia el 1.068 aparece Canicosa bajo el distrito jurisdiccional del Alfoz de Lara, aunque no se descarte su pertenencia anterior. En el 1.114 la ermita del Carrascal queda bajo la tutela del Monasterio de Valvanera por donación de Alfonso VII (Rey de León y Castilla). Por otra parte aparece en el ya citado romance de los Siete Infantes de Lara y la memoria popular lo cree en la ruta del Cid hacia Zaragoza.
Por último el Cura Merino, guerrillero más que peculiar en su guerra contra los franceses cuenta con un campamento en la zona de la Peña de La Mina.

Responder a RAUL JULIO URETA Cancelar respuesta

Tu email no se publica. Los campos con * son obligatorios.

3 ideas sobre “Pasado y secretos de Canicosa: Ruta

  • RAUL JULIO URETA

    CANICOSA, LUGAR DE ORIGEN DE MIS ANCESTROS PATERNOS; URETA ANDRES-PEIROTEN LOPEZ (MIS ABUELOS).-ES MATERIA PENDIENTE VIAJAR A MI PATRIA DE ADOPCIÓN “ESPAÑA”; Y PODER VISITAR CANICOSA.-

  • Jose Antonio Martín Abad

    “Saliendo de Cañicosa por el vall de l’Arabiana……” Don Nuño Salido, padrino de los Infantes y jefe de la mesnada, vió cruzar el camino un azor: síntoma de mal augur; acamparon y tomaron aurúspices de tripas de aves: malos augurios denuevo; allí mismo dejaron gravadas sus sandalias los 7 Infant de Larga.

    • Anfitrión Autor

      En este enlace hablamos de ello también: http://wp.me/p76rHV-9J . Hay una ruta que parte desde San Roque y ayudamos a documentarla y trazarla, unos diseños de carteles que esperamos se coloquen en algún momento. Habla sobre el cantar, los bosques de Canicosa y las preciosas vistas desde Arañas.